CAMBIO EN FORMA DE CALIFICAR ENFERMEDADES PROFESIONALES